27 de septiembre de 2009

Dos para una y Una para todos

Horacio Verbitsky se suma a lo proclamado por Fontevecchia en su artículo El Falo.

"En el primer mes de la pugna la mandataria reemplazó en el COMFER a un traficante de prebendas y acomodos por un académico de prestigio, y las alianzas con los manzanos y los hadades por el acercamiento con la Coalición por una Radiodifusión Democrática. Esto también se tradujo en el envío al Congreso del proyecto de despenalización de calumnias e injurias en casos de interés público."
(1)

"Dicen que Alberto Fernández, siendo jefe de Gabinete, cuando hablaba por teléfono con Héctor Magnetto, el CEO de Clarín, lo llamaba “jefe”. Dicen que si Néstor Kirchner fuera presidente, habría negociado con Magnetto y seguirían siendo aliados. Dicen que cuando Cristina Kirchner asumió y Alberto Fernández le explicó que había que consultar ciertas decisiones con Magnetto, ella respondió que no había llegado a presidenta para tener que consultar con otro hombre: “Si no consulto al rey de España, menos consultaré al CEO de una empresa”. Dicen que esta nueva Ley de Medios es fruto de la primera mujer elegida presidente de la Argentina, para quien, quizá más que para cualquiera de sus predecesores varones, el no reconocimiento de sus atributos de mando resulta muy ofensivo." (2)


¿Quién da más?