7 de septiembre de 2009

La vieja leyenda del Presidente y el Vice


Amigos de los paralelismos, veamos uno que hará escuela.

Percatados estamos de la fórmula presidencial que, para el 2011, se está gestando. Se trata de la siguiente: CLETO Presidente, CLARÍN Vice.

Y sí. Tapas para el tío Cobos, entrevistas, alusiones constantes de sus palabras. Es claro (bueno, no tanto; 'ni ahi' de claro, para definirlo mejor) que los CEO's de tal holding se han hastiado de la parsimonia hegemonizada por el Lole Senador, y han decidido apadrinar a un parsimonioso que por lo menos dice lo que piensa.

Y me alegra que así sea. En primer lugar, y quizá único, porque no hay mejor forma de ser cornudo que entrar en concubinato con Citizen Magneto.

En definitiva, la vieja historia del Vice traicionando al Presi, y mandándosela a guardar con creces y sin perdices. Historia que recordamos los que adolecimos de Vice solo un tiempo después de votarlo.

Pues bien: voilá!

3 comentarios:

Martín LatinoameriKano dijo...

Clarín le pone las fichas a Cobos como chirolita, está claro.

¿Posibilidades? Que la ley de medios siga como tal, o que Clarín siga teniendo una posición dominante en el mercado y gane Cleto. En tal caso, Cleto podría ser un chirolita efectivamente, o no, quizá podría decir "ah no, yo no soy chirolita de nadie" y sufrir el mismo golpe que sufre hoy el kirchnerismo -en parte por su culpa-, lo que constituiría una dosis de su propia medicina. En cualquier caso, si Cobos llega al gobierno lo hará gracias a los medios, y los medios no hacen nada gratis.

La oposición al oponerse a la ley de Medios hipoteca su propio futuro en forma estúpida, pero no se puede esperar menos de ellos.

Saludos.

el asesor dijo...

Si. En realidad me faltó aclarar que todo depende de cuan ileso salga el grupo de esta ley que se está por aprobar. Mejor dicho: si la ley sale o no.

Martín LatinoameriKano dijo...

Lo de la aprobación de la ley o no obviamente va a cambiar mucho las condiciones del juego. Pero ojo, el daño ya está hecho para ambos, tanto para nosotros como para clarinete. Fijate la nota de Fontevecchia, dónde el muy cínico y cretino le pega a Clarín y dice que Kirchner lo dañó. Si bien cuenta la historia que el se imagina o que le gusta, en el fondo tiene razón.