6 de septiembre de 2009

Nacionalismo al pedo



Viendo con mis amigos el partido Argentina - Brasil, no dejaba de preguntarme porque somos capaces de derrochar tanto nacionalismo para nada. O de porque dicho afán por el gol inmediato no es correlativo con otro tipo de ansias. ¿Porque somos incapaces de ser un poquitito más nacionales en otros temas, aún mas importantes? No digo, en verdad, que sea un problema de capacidad, ni mucho menos un problema argentino. No. Seguramente que no. Seguramente somos imagen y semejanza de los más. Porque cuando vemos a un yankee gritar con su pabellón tricolor, bien podríamos arriesgar que confunde nacionalidad con picana o invasión. Más si la persona transita en una conferencia de McCain o Bush. Pero volvamos. Muchas veces festejé medidas de política económica tomadas, como si se tratasen de goles; eso si, no con un 'gol', pero sí con un 'Vamos!' o similar. Ejemplo, lo de las AFJP. Y me dirán que siento nacionalismo derrochado el que vertemos por el fútbol, justamente porque no enloquezco por este mismo. Pero no es así. No es que proponga un especie de abstinencia clerical colectiva en torno a la pasión de la cual muchos son titulares, sino que lo mio es solo lamento por la parcialidad que aqueja al sentimiento nacional. El fervor general no esgrimido ante la nacionalización hecha, o por las medidas proteccionistas impuestas, o por las industrias locales creadas. O peor: la bronca desatada ante el tricota de hoy, pero no ante las bases que se perpetuan en Colombia, por ejemplo, u otro tipo de cosas.

¿Como se hace para trasladar la pasión por la celeste y blanca a otros aspectos de la vida local?

2 comentarios:

Anyuletta dijo...

Hola: estamos convocando para la reunión blogger del próximo sábado en el Tigre y nos gustaría que estés presente. No tengo tu mail. Me lo podrías pasar? Muchas gracias

siempreencontra@gmail.com

El Asesor de Mirtha LEpatrieGRAND dijo...

Es el siguiente: Lepatriegrand@hotmail.com. Está abajo de toodo el blog. Atenti que ya te contesté por esa via!

Saludos!