12 de febrero de 2010

Ladran los más Sancho, señal para atenuar la labia

Pegarle a "los críticos" no solo es pegarle a Clarín, o a "la oposición". Pegarle a los críticos, hoy por hoy, y desde hace bastante, es pegarle al 60 o 70% del electorado que se encuentra bastante alejado de la concordar con el oficialismo.

Lo de "ladrán Sancho, señal de que son perros" es un "palo en la rueda" para la reconquista (si es que existe alguna chance de eso aún) del electorado disgustado. No conviene pegarle a los que pegan, ahora, porque se le pega a los más, y en una democracia los más son los que finalmente deciden quien gobierna.

Lo mejor sería ponerle nombre a los que se ataca. Cobos, Clarín, por ejemplo. Pero no apuntar en general, pues la suceptibilidad del público juega en contra. Y tampoco pensar que las cosas que uno dice "se sobreentienden", sino todo lo contrario.